Núremberg: Hogar de la justicia

Por Luis Murillo Gómez

Muchos datos, artículos, investigaciones, análisis e incluso conspiraciones se han desarrollado producto de las causas, consecuencias y  características sobre lo acontecido en la Segunda Guerra Mundial.

Sin embargo es poco común, encontrar información detallada y meramente enfocada en describir lo acontecido con los responsables de los crímenes e injusticias que se llevaron a cabo durante la guerra, y principalmente durante el holocausto.

Este artículo pretende ampliar el conocimiento sobre los procesos desarrollados y aplicados a los culpables de los actos raciales e inhumanos acontecidos en el holocausto, para así conocer que al menos de forma legal se intentó recuperar el honor y respeto de las víctimas de este hecho histórico.

Después de la Segunda Guerra mundial, y su tan agitada conclusión, se procedió al estudio y análisis de los distintos y atroces crímenes perpetuados contra la humanidad durante este periodo.

Para comenzar con estas investigaciones, se elaboraron los juicios de Núremberg o procesos de Núremberg, los cuales fueron un conjunto de procesos legales emprendidos por las Naciones aliadas vencedoras en la Segunda guerra mundial, con el objetivo primordial de sancionar los actos anti humanos y criminales de los principales líderes, dirigentes, funcionarios o colaboradores del ex régimen del partido Nacionalsocialista liderado por Adolf Hitler.

Tras el conocimiento del suicidio de Hitler, se inició una intensa búsqueda y rastreo de militares y líderes Nazis, los cuales serían sometidos a juicios legales tras sus atroces actos durante la guerra; especialmente aquellos hechos durante el holocausto.

El 20 de noviembre de 1945, en Núremberg, Alemania, tras ser establecida la Carta de Londres por países como Francia, La Unión Soviética, Gran Bretaña y Estados Unidos, se fijaron los principios y procedimientos por los cuales se regirían los juicios de Núremberg, en donde el juicio principal pretendía enjuiciar a 24 de los principales dirigentes Nazis.

Para ejecutar las sanciones respectivas se decidió dividir las imputaciones en cuatro grupos definidos:

  • Crímenes contra la paz.
  • Crímenes de Guerra.
  • Crímenes contra la Humanidad.
  • Conspiración contra la paz.

El tribunal estaba formado por un miembro de los cuatro países. La primera sesión tuvo lugar en Berlín, el 18 de octubre de 1945; no obstante tras largos procesos judiciales, aproximadamente  216 sesiones, hasta el 1 de octubre de 1946 se emitió el siguiente veredicto en el Palacio de Justicia de Núremberg:

  • Tres acusados fueron absueltos:

Hjalmar Schacht, Franz von Papen y Hans Fritzsche

  • Cuatro fueron condenados a penas de entre 10 y 20 años de cárcel

Karl Dönitz , Baldur von Schirach, Albert Speer y Konstantin von Neurath

  • Tres fueron condenados a cadena perpetua:

Rudolf Hess, Walther Funk y Erich Raeder

  • Diez fueron ahorcados:

Hans Frank , Wilhelm Frick , Julius Streicher, Alfred Rosenberg, Ernst Kaltenbrunner , Joachim von Ribbentrop, Fritz Sauckel, Alfred Jodl , Wilhelm Keitel y  Arthur Seyss-Inquart, Martin Bormann.

Un dato importante que aconteció durante los procesos de sentencia, fue el suicidio de Herman Goering en su celda antes de la ejecución, el cual era una de las más importantes figuras de poder del partido político Nazi.

Existieron otros juicios efectuados con posterioridad al principal, donde se juzgaron a los funcionarios menores del Estado, Ejército, doctores e industriales alemanes.

En el primer juicio se incrimino a 24 médicos culpables en diferentes crímenes, principalmente colaboradores en crímenes contra la humanidad. Entre los crímenes de este índole  tenemos la de la esterilización y exterminio masivo a personas enfermas o con discapacidad, sin embargo el hecho de más peso fue el Programa de eutanasia Aktion T-4, la cual fue un programa involuntario de extermino a personas con algún déficit incurable, niños con enfermedades hereditarias o adultos mayores.

En el segundo juicio se dio hacia el mariscal de campo militar nazi Erhard Milch, acusado a cadena perpetua tras sus atroces acciones en los campos de concentración. El tercer juicio implicó a 16 abogados y jueces que establecieron el aparato jurídico nacionalsocialista. Castigados por cargos de conspiración criminal, crímenes de guerra y crímenes contra la humanidad, tales como decretos contra la población judía y normativas de índole racial, al igual que mediante una orden judicial condenar a miles de personas en los campos de concentración.

Seguidamente, se da el juicio contra Oswald Polh, acusado de administrar los campos de concentración contra judíos, al igual que al empresario industrial alemán Friedrich Flick, el cual fue acusado de  crímenes contra la humanidad tales como el uso de mano de obra esclava. Bajo la misma acusación se crea el juicio contra empresas alemanas, tales como la empresa química industrial alemana IG FARBEN y el grupo industrial de KRUPP.

Por último se realizaron juicios para incriminar a los ministros y personas de rangos militares tanto en la armada como en las fuerzas aéreas alemanas.

Si bien se puede concluir que los juicios efectuados en Núremberg fueron efectuados con el objetivo de desmembrar y eliminar base por base el sistema nazi, y de esta forma prevenir que este lamentable hecho se repita nuevamente en la historia de la humanidad, sin embargo, personalmente considero que mas que quebrantar el sistema y ideología Nazi permiten una señal de justicia para todas aquellas personas y familias marcadas eternamente por las acciones violentas efectuadas para desarrollar el Holocausto judío.