Israel presenta plan de rehabilitación de Gaza, exige que la Autoridad Palestina asuma el control del enclave

Representantes de Israel, la Autoridad Palestina y Estados Unidos participaron este miércoles en una conferencia de emergencia en Bruselas de países y organizaciones que brindan apoyo financiero a los palestinos.

NOA LANDAU

Israel presentó planes de asistencia humanitaria para la rehabilitación de la Franja de Gaza con un enfoque en proyectos de infraestructura de desalinización, electricidad y gas natural, además de la modernización de la zona industrial en el cruce fronterizo de Erez. Los proyectos tienen un costo estimado de mil millones de dólares, que Israel solicitó de la comunidad internacional.

El ministro de Cooperación Regional, Tzaji Hanegbi, dijo en la conferencia que Israel proporcionará generadores de electricidad para ayudar a aliviar la crisis humanitaria pero insistió en implementar medidas de seguridad para asegurar que no sean mal empleados por Hamas y otros grupos terroristas y exigió que la Autoridad Palestina debe asumir la responsabilidad de la vida civil en Gaza.

El enviado especial de la Casa Blanca para Oriente Medio, Jason Greenblatt, dirigió unas palabras al primer ministro palestino, Rami Hamdallah, en referencia al reconocimiento estadounidense de Jerusalén como la capital de Israel. Greenblatt subrayó que el vínculo histórico entre el pueblo judío y su capital es irrevocable y que Trump simplemente reconoció una realidad histórica. Explicó que Trump no se refirió a las fronteras de Jerusalén, su estatuto definitivo o el status quo en los lugares sagrados de la ciudad, y reiteró que el presidente de Estados Unidos sigue comprometido con el proceso de paz. “El abandono de las negociaciones de paz no beneficiará a las partes en el conflicto, y dañará principalmente a los palestinos”, agregó Greenblatt.

El evento se llevó a cabo con la participación los ministros de Exteriores de Jordania, Egipto y Marruecos, y altos representantes de Túnez, Arabia Saudita, los Emiratos Árabes Unidos y Kuwait. La reunión del Grupo Internacional de Donantes para Palestina fue convocada por su actual presidenta, la ministra de Relaciones Exteriores de Noruega, Ine Eriksen Søreide, y la representante de política exterior de la Unión Europea, Federica Mogherini tras la decisión de EE.UU. de recortar su contribución a la UNRWA, y en vista del deterioro de la situación humanitaria en Gaza y el estancado proceso de reconciliación entre Hamas y la Autoridad Plaestina.

Mogherini señaló que la conferencia es una oportunidad para que todas las partes involucradas se reúnan por primera vez desde el reconocimiento estadounidense de Jerusalén como la capital de Israel. “La base y el objetivo de nuestro compromiso es y sigue siendo la solución de dos Estados, con Jerusalén como la capital de ambos Estados, el Estado de Israel y el Estado de Palestina. Esta postura está basada en los Acuerdos de Oslo y en el derecho internacional, particularmente en las resoluciones relevantes del Consejo de Seguridad de la ONU. La razón de ser del Comité Espacial de Enlace es y sigue siendo el objetivo compartido de una solución de dos Estados”.

“Cualquier marco para las negociaciones debe ser multilateral y debe involucrar a todos los actores, todos los socios que son esenciales para este proceso. Un proceso sin uno o el otro simplemente no funcionaría, simplemente no sería realista. Necesitamos mantener el horizonte político para la solución de dos Estados, ya que creemos que no hay alternativa,” apuntó.

“Mientras tanto, hay muchas medidas prácticas que podemos avanzar sobre el terreno: continuaremos nuestro apoyo a la Autoridad Palestina; adelantaremos las ayudas a la Agencia de la ONU de Apoyo a los Palestinos (UNRWA); trabajamos por la seguridad de todos, porque sabemos que cuanto más avancemos en el terreno, más se puede ayudar a prevenir la violencia y, además, esto puede contribuir a reanudar un proceso político”, agregó Mogherini.

“Creemos que es importante que la Autoridad Palestina se comprometa a unir Cisjordania y Gaza bajo una sola entidad legítima. Apoyamos firmemente el indispensable papel y el compromiso de Egipto. La situación política en Gaza está directamente relacionada con la situación de seguridad en toda la región y con nuestra lucha común contra el terrorismo. Y creemos que las legítimas preocupaciones de seguridad de Israel deben abordarse, también en ese contexto”.

Mogherini anunció un paquete de asistencia a los palestinos de 42.5 millones de euros (52.7 millones de dólares) que incluyen 14.9 millones de euros para actividades en Jerusalén Este que según una declaración de la UE se usarían “para preservar el carácter palestino de la ciudad”. El saldo está destinado a “un Estado palestino democrático y responsable a través de una reforma política específica”. Esto se suma a los 107 millones de euros destinados a la UNRWA.

Con respecto al plan de paz estadounidense, dijo Mogherini: “Habría que esperar y ver. Por el momento, no tenemos detalles ni un marco temporal. Lo importante es que todos reconocen que Estados Unidos es esencial para que cualquier proceso tenga una posibilidad de éxito, pero también para que nuestros amigos en EE.UU. comprendan que solos sería más difícil lograr algo”.

Mogherini dijo que pronto invitará a representantes de la Liga Árabe a reunirse con ella sobre el tema israelí-palestino bajo el liderazgo de Jordania y Egipto.

Fuente: Haaretz / Reproducción autorizada con la mención siguiente: © EnlaceJudíoMéxico

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *